Creative Commons. Con la tecnología de Blogger.

PONERSE EN EL LUGAR DEL OTRO

Cuando tú no haces algo es porque estas muy ocupado.
Cuando el otro no lo hace, es porque está desorganizado.

Cuando tú hablas, es una crítica constructiva.
Cuando el otro habla, te está atacando.

Cuando tú defiendes una idea, es convicción.
Cuando el otro lo hace, es obstinado.

Cuando tú no cumples, es distracción.
Cuando el otro no cumple, rompe tu confianza.

Cuando tú mientes, dices que ocultas algo.
Cuando el otro miente, dices que engaña.

Cuando tú reclamas, luchas por tus derechos.
Cuando el otro reclama, es perjudicial.

Cuando tú luchas por tus derechos, es prueba de carácter.
Cuando el otro lo hace, es cabezonería.

Cuando tú hablas de ti mismo, es porque necesitas reconocerte.
Cuando el otro habla sobre si mismo, es un presumido.

Cuando tú te esfuerzas por ser agradable, eres cortés.
Cuando el otro se conduce así, es pura actuación.

Cuando tú encaras ambos lados de un problema, estas siendo comprensivo.
Cuando el otro lo haces. Es confuso.

Cuando tú haces alguna cosa sin indicación previa, es iniciativa.
Cuando el otro lo hace, se está excediendo en sus funciones.

Cuando tú progresas, es fruto de mucho trabajo.
Cuando el otro progresa, tuvo suerte.

"Un buen líder acepta más culpa de la que le corresponde y menos crédito del que merece". Arnold Glasow.

El trabajo en equipo te permite echarle la culpa a otro.

"Por lo general, los negocios no fracasan por culpa de los ejecutivos sino de las personas que procuran demostrar que ellos no tienen la culpa". Robert Townsend.

Escuchate a ti mismo y a tu manera de hablar para que puedas distinguir de que manera creas realidad negativa y a veces no te pones en los zapatos del otro.

No podemos cambiar aquellas cosas nuestras, que no podemos observar.
¿Para qué? Para que puedas elegir cambiar si así lo quieres.
Y vosotros, teneis cosas que cambiar??? os habeis puesto en el lugar del otro???
Yo muchas veces!!!

4 que me cuentan cosas:

  1. Precisamente porque no me cuesta tener empatía, la mayoría de veces no me cuesta comprender la reacción de otras personas.
    Por eso me alegro con ellas y sufro con ellas.

    Pero es jodido que la mayoría de veces sientas que no ocurre lo mismo en la dirección inversa.

    Me ha encantado tu post de hoy, Moa.

    Un besazo desde el país que no existe.
    Elly

    ResponderEliminar
  2. La realidad es que la empetía la tengo desarrollada..algunas veces demasiado...
    Precioso post nena.
    Un besazooo

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Moa muy bueno.


    Para mi es un ejercicio necesario para mantener mis relaciones con los demás.


    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Buffff... ponerse en el lugar del otro.. que difícil!! yo, con los años, he aprendido a hacerlo cada vez con mas frecuencia y es una de las cosas que intento inculcar a mis hijos... se evitarían tantos problemas si todos lo hiciéramos...!!

    Precioso post reina isleña!!!

    TQMCLTATYMMMMMMMMMMMMMMM

    ResponderEliminar

Encantada de que me cuentes cosas....