Creative Commons. Con la tecnología de Blogger.

PERIPECIAS EN LA SEGURIDAD SOCIAL

Hoy me tocaba hacerme las pruebas para la alergia en el especialista, después de que me dieran hora hace un año y tres meses atrás...

Me puse algo cómodo: unos vaqueros de Hermés Govantes azul oscuro, camisa manga francesa rosa y zapatos de cuña de esparto de Castañer, (como no tengo fotos, aqui os dejo un look de Reales),

porque esperaba que mi consulta durara unas cuantas horas. Hice acopio de mi ipod, agenda (por si me surgia algo q revisar o plasmar), mis revistas de moda, mi botella de agua, todo ello dentro de mi superbolso ecológico (q regala una de las revistas).

Llegué al lugar indicado, habían cientos de personas (noooo, pero casi), entregué la documentación y me hicieron pasar a la salita de espera hasta que me llamaran por megafonía...

Me siento, me pongo mi ipod y empiezo a leer una de las revistas...
Claro, la espera da para mucho, me leo todos los articulos de cabo a rabo y descubro algunas cosas interesantes: Escuelas de padres, entrevista de Boris a Oscar de la Renta, los millones de destinos turísticos donde no voy a ir este verano, cientos de cremas, lociones, filtros solares que no voy a usar (por lo menos, de momento jejejeje). Marie Claire.

La gente a mi alrededor me mira raro, están acostumbrados a entablar conversaciones, contarse sus historias, a hablar por el móvil contando todo lo que les está pasando, protestar por todo e incluso muchas veces rozando la mala educación. Hay momentos que me paro y analizo mi entorno, pero enseguida me vuelvo a mi lectura.
Entro en la consulta, un médico muy afable me pregunta, le respondo, me explica y me traslada a la enfermería para las pruebas.... otra espera....

Sigo con mi lectura y mi música... entro me hacen las pruebas, espero 20 minutos más y luego de nuevo a la consulta... la espera se dispara, casi desfallezco de frío y de hambre. Por fin, sobre las tres de la tarde, me dan todas las instrucciones pertinentes y me dejan ir.
He sobrevivido a un día de especialista en el mundo sanitario, lo malo...
que tengo que volver!!!

La parte positiva es que el trato ha sido exquisito, humano, detallista y muy protocolario; cosa que está perdiendo la sanidad privada...

Contadme alguna anecdota en la sanidad, de cualquier índole buena o mala!!!
Lo mismo podemos mejorar entre todos...

6 que me cuentan cosas:

  1. Yo podría contar y no parar, pero me acuerdo de una que fui a hacerme una prueba por mis migrañas, me llenaron la cabeza de cables (un horror!!!!!!!!!) , pero de repente la máquina dejó de funcionar y tuvieron que pasarme a otra consulta... NO ME QUITARON LOS CABLES DE LA CABEZA Y ME PASEÉ POR 200 SALAS DE ESPERA LLENAS DE GENTE DE ESA GUISAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!, desde ese momento creo que mis crisis de migraña se agudizaron jajajjajajajjajajaj.


    Mil besos

    ResponderEliminar
  2. Pues anecdotas un millon y medio de ellas, he pasado por unos cuantos medicos, pero como dice un cartel, y no cito textualmente: No desespere, usted puede ser la causa de espera!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo no suelo ir a la S. Social, pero cuando he tenido que ir, me han tratado muy bien y muy eficazmente. Recuerdo que embarazada de mi hijo mayor tuve pérdidas y me fui a La Paz ( hospital de Madrid) creo que era la única española en la sala de espera y así me lo dijo la enfermera, estaba encantada de que estuviese por allí ( yo no tanto) Todo fue ok y me atendieron muy bien. No puedo decir lo mismo de algún archiconocido hospital privado. donde me tuvieron esperando 2 horas a reconocer a mi hijo pese a decirle que tenía síntomas de apendicitis...

    ResponderEliminar
  4. Me estoy imaginando a Reales disfrazada de Bruja Avería caminando por los pasillos, JAJAJA!

    Yo podría contar muuuuchas, pero mira, la última que me tiene consumida, es que fui hace cerca de un año a hacerme el preoperatorio, me citaron a las 8, salí a la una de la tarde, me gasté cinco euros en un café y una tostada-la madre que los parió- y TODAVIA NO ME HAN OPERADO. Las pruebas y la mañana que eché allí y que no produje para mi empresa, todo a la basura!!
    Por lo demás, mi médico de cabecera es sencillamente encantador y el pediatra de las niñas un amor, así que en ese sentido no tengo ninguna queja de la sanidad pública.
    Besotes! TQMMMMM!!
    Blanca, Persiguiendo una ilusión

    ResponderEliminar
  5. yo ya sabes que no soy nada partidaria de la SS, al menos aquí en Andalucía, pero está claro que buenos y malos profesionales los hay en cualquier parte, es cuestión de tener o no tener suerte..
    Yo hoy, por desgracia, he pasado la mañana en urgencias de un conocido hospital privado de Sevilla y solo puedo decir cosas buenas, me han tratado como a una reina, han sido rápidos, eficaces y, lo que es muy importante cuando vas muriéndote de dolor, tremendamente cariñosos..

    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar

Encantada de que me cuentes cosas....