Creative Commons. Con la tecnología de Blogger.
En muchas ocasiones nos ponemos unas máscaras tan gruesas que no dejamos que nadie las traspase.
En esos momentos, además, nos quejamos de: como es la gente de "´falsa" o que no es capaz de ser transparente. Y encima para más inri, criticamos esas carencias en los demás, cuando solamente proyectamos en ellos nuestros propios defectos.

Cuando somos capaces de analizar esas circunstancias, dejar entrar en nuestra vida a personas que realmente valen la pena y cuando dejamos salir a las que ya no nos aportan nada... en esos instantes, es cuando eres más feliz y más consecuente con lo que haces.

No podemos ni debemos borrar el pasado, porque es lo que hace que aprendamos las lecciones de vida para ser la persona que somos hoy, para bien o para mal, ese pasado existió y ha creado tu ser de hoy.

Tampoco debemos proyectarnos en el futuro una quimera absurda de idealismos, donde no hay objetivos ni podrá conseguir sin una acción. 

Lo importante es ser consciente del hoy, de quienes comparten tu vida y tus circunstancias, de quien aprendes a diario esas lecciones de vida. Cada paso plenamente consciente, hace que se cree una sensación que queda grabada en nuestro ser y que cada vez recordarás ese momento de una forma especial.... todo lo demás, pasará sin pena ni gloria.

¿Cuántos recuerdos (sensaciones) tienes de tu niñez? El olor del desayuno, la merienda con los hermanos, los paseos de domingo, etc...  Cuéntame ese recuerdo especial.



0 que me cuentan cosas:

Publicar un comentario

Encantada de que me cuentes cosas....